Molinos de Viento Cerca de Amsterdam

Cuando hacemos un paseo por Europa, tratamos de incluir varias naciones y ciudades. Quizás, visitar Países Bajos está en nuestro plan e itinerario. Sin embargo, el tiempo que le dedicamos a este lugar es relativamente poco y muchos nos enfocamos en conocer el centro de Amsterdam; que por supuesto, tiene mucho por ofrecer, pero nos quedamos con las ganas de algo más.

Dependiendo de la temporada que viajemos, se complica conocer los campos de tulipanes. Asimismo, si nuestra estadía es de uno o dos días en la ciudad, conocer los famosos molinos de viento, se vuelve tarea difícil.

Por esta razón, Zaanse Schans es una gran oportunidad para visitar los molinos de viento y observar cómo era la vida en la zona en los siglos XVII y XIX, sin tener que alejarte mucho del centro de la ciudad de Amsterdam. Para llegar ahí, desde la Estación Central tienes dos opciones. La primera es por medio del tren. El trayecto dura un poco más de 20 minutos. La estación en la que te tienes que bajar se llama Zaandijk–Zaanse Schan, la cual está a 15 minutos caminado de los molinos. La otra opción, es tomar el bus que te lleva hasta el lugar. Este tiene una duración de 45 minutos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez que llegues a Zaanse Schans, verás una zona que tiene un encanto particular. Posee casitas de madera rodeadas de árboles, puentes pequeños que se alzan para cruzar los canales que rodean las viviendas y por supuesto, los preciosos molinos de viento, que hasta el día de hoy, aún siguen funcionando.

El complejo cuenta con museos, talleres y locales de productos artesanales, tales como quesos y zuecos; además, tiene algunas tiendas de souvenirs. Caminar por el área es gratis, sin embargo, si deseas visitar alguno de los museos, talleres o molinos, tendrás que pagar el acceso a cada uno. Otra opción, es adquirir la Zaanse Schans Card, que te da pase gratuito a algunos de los lugares mencionados, así como también, descuentos en entradas o en compras. El horario es de lunes a domingo de 10:00 a.m. a 5:00 p.m.

Si estás pocos días en Amsterdam y no deseas dejar la ciudad sin conocer un molino de viento. Zaanse Schans es una excelente opción a considerar en tu paso por esta ciudad. Los molinos son un símbolo del país y una de las primeras imágenes que se nos vienen a la cabeza, cuando escuchamos hablar de Holanda. Así que, ningún viaje por este país está completo, sin una visita a los molinos.

Espero que lo disfrutes.