Lugares para conocer La Habana Antigua, Cuba

Tuve el gran placer y la oportunidad de conocer Cuba por primera vez. En este primer encuentro la vida me concedió 3 días para estar en La Habana, caminar por sus calles, conocer sus lugares más emblemáticos e importantes, conversar con los cubanos que sin duda tienen mucho por compartirte, probar su gastronomía y bailar la rumba cubana con su famoso mojito en la mano.

Llegamos a el Aeropuerto Internacional José Martí, en la Habana. Lo primero que hicimos y te recomiendo es que hagas el cambio de moneda aquí. Preferiblemente cambia de euros a cuc (moneda que utilizarás en Cuba) ya que si llevas dólares, te aplicarán una penalización. Una vez hecho esto, podrás tomar un taxi donde te alojaras. Por lo general los taxis cobran 30 CUC el traslado del aeropuerto a la Habana Antigua o viceversa.

Cada vez Cuba se está abriendo más, y las posibilidades de hospedaje son mayores. El alquiler de casas o apartamentos en la isla es bastante común. Yo te recomiendo que utilices Airbnb, que fue lo que hice, y la verdad, no tuvimos ningún problema. La atención de los dueños del apartamento fue increíble.

Una vez instalados, empezó nuestra aventura por Cuba, por lo que te voy a ir detallando los lugares que podrías visitar en tu estadía por La Habana Antigua en pocos días.

Capitolio Nacional de Cuba: Si te hospedas en la Habana Antigua, podrás irte caminando al centro y llegar al monumental edificio, el cual es igual al Capitolio de Washington. Su cúpula es impresionante, sin embargo desde el 2015 se encuentra en restauración y hasta la fecha, no se ha terminado. Si quieres entrar al edificio, podrás hacerlo de 9 a.m. a 8 p.m. pagando 3 cuc sin guía y 4 cuc con guía. En la otra esquina desde el Capitolio encontraras el Gran Teatro de la Habana, en el que podrás asistir a algunas de sus funciones o entrar para visitarlo y contemplar su majestuosidad

Desde el teatro podrás ir caminando a varios lugares importantes de la Habana Antigua. Diagonal a este, encontrarás el Parque Central de La Habana, el cual es un punto de encuentro y de referencia de muchos cubanos. Alrededor del parque, observarás muchos vehículos antiguos y personas ofreciendo tours para dar un paseo en estos carros. El costo dependerá de el número de personas y cuánto tiempo quieres andar. Desde acá, y a pocos metros se encuentra el famoso bar-restaurante La Floridita, el cual se le conoce como la cuna del Daiquirí y unos de los comercios más antiguos.

Si continúas caminando, te encontrarás con la Calle Obispo. En esta transitada avenida, que es como un bulevar, verás varias opciones de restaurantes y tiendas. Se caracteriza por tener bastantes lugares donde puedes comprar souvenirs, inclusive, hay un pequeño mercado de artesanías.

La calle Obispo termina en la Plaza de las Armas, Aquí hay un pequeño mercado de libros usados que podría resultarte interesante. Al costado de esta plaza, está el Castillo de la Real Fuerza, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982. El castillo es la fortaleza más antigua en pie de las Américas. Su construcción fue de 1558 a 1577 y actualmente alberga el Museo de la Fortaleza, el cual puedes visitarlo desde 9:00 a.m. a 6:30 p.m.

Continuando por los alrededores de esta zona y si te gustan los museos, existen varias opciones, entre ellas: Museo Numismático, Museo del Automóvil, Museo de las Esencias, Museo de la Historia Natural, Museo del Ron, Museo de la Farmacia Habanera, y Museo del Perfume.

A escasas 3 cuadras de este punto, te toparás con la Plaza de la Catedral. Es una plaza de estilo colonial, y los edificios que verás, incluida la misma Catedral de la Habana Antigua, son del siglo XVIII. Es un buen sitio si quieres sentarte a disfrutar del entorno de está increíble ciudad.

Caminando por la zona, existe otro lugar de interés turístico, la Bodeguita del Medio. Es un restaurante típico de la Habana y una visita obligada si andas por esta área. El lugar es bastante concurrido; para entrar y tomarte el tan célebre mojito tendrás que esperar y hacer fila.

Otra recomendación, tanto por su comida como por su ambiente, es la Vitrola. Excelente lugar si quieres disfrutar de música en vivo y comer bastante bien. Este restaurante es muy bueno, pero tendrás suerte si no tienes que hacer fila para poder obtener una mesa.

Otro lugar que es una visita obligada de la Habana Antigua es el Malecón. Es uno de los lugares más famosos de Cuba, el cual tiene una extensión de 8 kilómetros. El Malecón es un punto de reunión para los cubanos y todo un paseo para el que transite por este lugar; teniendo de un lado el Mar Caribe y en el otro, la vista de la capital cubana. Te recomiendo visitarlo por la tarde, ya que a esta hora disfrutarás de un increíble e inolvidable atardecer.

Los lugares que te mencioné, los puedes recorrer a pie, sin necesidad de tomar bus o taxi ya que todos están en el centro histórico. La Habana Antigua tiene muchísimo por ofrecer y visitarla hizo que me dejará con ganas de más. Espero que disfrutes mucho de lo que esta isla caribeña tiene para ti.

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.