Datos y consejos para visitar Petra

Petra se encuentra al sur de Jordania, en un pueblo llamado Wadi Musa, que significa El Valle de Moisés. Si decides visitarla por la libre desde Aman, tienes que tomar los buses Jett, los cuales parten a las 6:30 a.m. y llegan a Wadi Musa a las 10:00 a.m. Wadi Musa ofrece varias opciones de hospedaje, por lo que recomiendo escoger uno que esté cerca de la entrada al parque arqueológico. Para adquirir el tiquete de entrada tienes que dirigirte al centro de visitantes. Existen tres tipos de tiquetes que son para 1, 2 o 3 días con un valor de 50, 55, o 60 dinares y debes de tener el pasaporte a la mano para poder comprar e ingresar a la zona. Otra opción para ingresar es por medio del Jordan Pass, el cual tiene un costo de entre 70 (99 us), 75 (106 us) o 80 (113 us) dinares, todo depende de cuál pase compres, pero este te da acceso a Petra, así como también a otros 40 puntos turísticos de Jordania, además si adquieres el Jordan Pass antes de tu entrada a Jordania y tu estadía es igual o mayor a 3 noches (4 días) no tienes que pagar la visa de entrada en el aeropuerto ya que está incluida en el pase.

Si deseas ir al espectáculo de Petra de noche, la entrada se compran en el mismo centro de visitantes, pero toma en cuenta que la actividad solo se lleva a cabo los lunes, miércoles y jueves.

Petra es muchísimo más que la fachada del Tesoro, que es la imagen que todo tenemos de referencia. Una vez que ingreses al parque arqueológico por el centro de visitantes, caminaras hasta el desfiladero, que tiene una longitud de alrededor de 1 kilómetro; y el cual tienes que atravesar para toparte de frente con la maravillosa fachada esculpida en piedra del Tesoro. Una vez ahí, hacia la derecha el camino continua viendo más tumbas reales y un teatro romano.

Adentro te encontraras 2 restaurantes. Es recomendable llevar agua ya que se camina muchísimo y el calor es sofocante, al menos en julio que fue la época en la cual hicimos la visita. Si continuas caminando y subiendo gradas alrededor de un poco más de 30 minutos te encontraras con la fachada de el Monasterio. En frente de él encontrarás un pequeño restaurante con vista panorámica que podrás disfrutar de lo que tienes frente a tus ojos. 

Petra es increíblemente asombroso y sin duda merece el título de una maravilla del mundo, vale muchísimo la pena disfrutar cada momento que estás ahí.